jueves, 22 de octubre de 2015

Cuando ya no hay nada que decir,
y el final se empieza a acercar,
veo que nunca fuiste para mi,
y otra vez me toca olvidar.
Las mañanas que te regalé,
nunca me atreví a preguntar
si el último verso ya lo sé
y hasta donde puedo imaginar.
Que cuando se haga tarde
y en medio de la noche
yo sé que te hará falta
el sonido de mi nombre,
y aunque no quede nada
yo siempre seré parte
de todas esas horas
gastadas en amarme.
Toda frase que me lastimó
la arrojaste siempre sin saber.
Si nada nunca fue tu intención
¿Por qué pesa más de lo que es?


-Ximena Sariñana Un Amor/En medio de la noche

 

No hay comentarios: