lunes, 15 de marzo de 2010

Cecilia (9) Parte 1

Cecilia subió a su habitación y no pudo evitar anhelar que césar estuviera ahí abrazándola, alejando las pesadillas de su mente, combatiendo todos sus temores. De verdad iba a extrañarlo, se había mal acostumbrado a tenerlo cerca, aunque fuera por un instante, por un mensaje, algo que le recordara su presencia, que no estaba sola.
Decidió tranquilizarse y ver el lado bueno de la situación, solo era una semana y además sería el momento perfecto para decirle lo que sentía por él, así que tendría toda esa semana para prepararse.
Con esa ilusión fue a la escuela, puso atención en sus clases y hasta ignoró el hecho de que no había visto a sus padres en días. Sofía ahora tenía novio, así que solo la vió en clases y un rato en el receso. Pero nada importaba, porque e un par de día estaría de nuevo iluminada por la sonrisa de César, y todo estaría bien.

Pero César no volvió una semana después. Cecilia no quería ser una acosadora, pero quería saber que estaba bien, así que cuando no llegó el día que había dicho no hizo nada, espero un día más a ver si tenía noticias de él. Tal vez estaba muy cansado del viaje.
Los días pasaron y comenzó a preocuparse, llamó varias veces a su móvil, pero no obtuvo respuesta y no sabía a dónde más llamar o dónde localizarlo. Se dio cuenta de que no sabía nada de él. Eso la entristeció, sintió que tal vez estaba yendo demasiado lejos, llevando a un nivel demasiado alto lo que sucedía, su ilusión, una fantasía. César solo era su amigo.
4 días después de que César no regresaba decidió que necesitaba platicar con alguien, y dado que Sofía era ya inalcanzable para platicar, solo le quedaba una esperanza. Después de clase se dirigió al hospital, buscó la habitación de Jorge y se sentó en la silla contigua a su cama a platicar con él. Estaba solo, lo que era bueno, porqué así no tendría que dar explicaciones de quién era y qué hacía ahí.
Al principio no sabía que platicarle, ni siquiera pensaba que sirviera de mucho, Jorge estaba en coma, pero quería creer que muy en el fondo, en su inconsciente podía escucharla y comprendía su pesar.

Comenzó a platicarle un poco de ella, sobre sus padres y lo solitaria que era su vida hasta que había conocido a César. Le dijo que era una grandiosa persona y que estaba agradecida que hubiera llegado a su vida, así como, imaginaba, Jorge lo había estado alguna vez. Sabía que si pudiera hablar Jorge le daría la razón y le contaría grandiosas historia sobre César y él, siendo amigos desde mucho tiempo atrás.
Estaba a punto de decirle lo que su corazón sentía por él, cuando escuchó que alguien abría la puerta.

Era César.

3 comentarios:

•Pathetik• dijo...

awww!

me encanta esta historia!!!♥

como puedes dejarla asi!??

porfavor sube mas caps pronto...

bss...

byee!!!

Nicuu dijo...

:)

kuki dijo...

Hola, he encontardo tu blog y la verdad es que me has encantado con toda tu página, aún tengo cosas por leer y lo haré. Te seguiré y también te afiliaré. Aquí te dejo mi blog para que lo visites http://kukiandangels.blogspot.com/