lunes, 30 de noviembre de 2009

Cecilia (3)

Uno de esos viernes, no pude platicar con él porque el autobús iba demasiado lleno y estábamos de extremo a extremo, me resigne a que pasaría otra semana sin hablar con él, pero me sorprendió que no se bajó en su parada habitual, sino hasta donde yo bajaba y me acompaño hasta mi escuela
-No vayas-me dijo de repente
-Que?-conteste confundida
-No entres, no vayas a clases, ven conmigo, vayamos a algún lugar a platicar
-Pero….
-Por favor… hay algo que quiero compartir contigo, además siempre que platicamos es sobre mi, pero yo también quiero saber de tu vida.
Lo pensé por unos segundos, la campana de entrada acababa de sonar, nadie me había visto aún, por lo cual no podrían notar que me había escapado. Mande un mensaje de texto a Sofía diciéndole que no iba a asistir a clases y decidí irme con César.
Caminamos y caminamos, no sabía a donde íbamos hasta que estuvimos a las puertas del lugar. Entramos, todo era muy sombrío y silencioso. Subimos un par de escaleras, pasamos por muchas puertas y al final del pasillo, él toco dos veces y luego entró en la habitación.

-Jorge, te presento a Cecilia, la chica de la que te hable-dijo al joven que estaba en la cama, estaba conectado a un montón de maquinas, que lo ayudaban a respirar, sin embargo no se movía- Cecilia, esté es mi mejor amigo Jorge- me dijo.

1 comentario:

Kericolo dijo...

Premios en mi blog, pásate a recogerlos porfa¡¡