domingo, 13 de septiembre de 2009

El Sueño de Elise (11)

Todo había regresado a su mente, como una ola de agua helada que le golpeaba en el rostro y no le permitía respirar. Sintió como todo ese dolor que alguna vez había sentido y que con tanto esfuerzo había difuminado, ahora salía de nuevo a flote, llenándole el corazón de recuerdos y la mente de tormentos.

Junio, 4 años atrás.
-Sandy y Jim quieren que salgamos los cuatro-dijo Frank desde el sillón en el que veía la tv, mientras que Elise estaba en otro sillón, doblando la ropa.
Elise trató de ocultar su cara de poco entusiasmo, Jim no le caía mal, de hecho en muchas ocasiones terminaba saliendo con Frank y con ella, pero ahora que él y Sandy eran pareja las cosas habían cambiado, porqué Sandy siempre estaba ahí, y a pesar de estar con su propio novio siempre intentaba robar a Frank, y Elise bien sabía que no era simplemente por su dulce amistad.
Frank le había contado todo sobre ellos y su pasada relación, que si bien había durado poco no había ido tan mal, pero Frank estaba convencido que si duraba más perderían hasta la amistad así que habían quedado solo como amigos, aunque Sandy no estaba conforme con ello. Por eso en cada oportunidad trataba de tener a Frank de nuevo en sus garras. Pero Elise confiaba en él y sabía cuánto la quería, en la que no confiaba era en Sandy, especialmente porque ahora intentaba ser toda dulzura con Elise y eso simplemente le resultaba sospechoso.
-Oh, perfecto, a dónde iremos?- contestó fingiendo y esperando que Frank no notara que había tardado mucho para contestar.
-Cena, me parece, en casa de Jim
-Grandioso-dijo con una sonrisa falsa.

Habían estado juntos desde hacía dos años, pero solo tenían 6 meses viviendo juntos. Había sido una de las mejores decisiones que habían tomado, porque se llevaban muy bien, lograban congeniar y no tenían problemas para vivir bajo el mismo techo. Frank sabía que Elise era su otra mitad, hacía tiempo que lo había averiguado y confirmado y esa noche sellaría su amor, esa era la noche en que le pediría que fuera su esposa, sabía que aún eran jóvenes, pero también sabía que no era necesario esperar más, su corazón estaba seguro de lo que sentía. Lo tenía todo preparado, después de cenar la llevaría al mirador, y bajo la luz de la luna y el manto de las estrellas le entregaría el anillo.

Elise bajo minutos antes de que tuvieran que irse, con un bonito vestido que a Frank le fascinaba, se preguntaba si ella sospechaba algo, porqué estaba más arreglada de lo normal. Pero decidió no pensar en ello, solo hacerlo.
-Te ves hermosa, como siempre-le dijo dándole un dulce beso en la mejilla.
-Gracias- respondió con una sonrisa
Salieron y llegaron a casa de Jim, al parecer no eran los únicos que se reunirían ahí, la casa estaba llena de gente, más que cena parecía una fiesta.
-Vaya, pensé que no vendrías-dijo Jim saludando a Frank, quién era uno de sus mejores amigos.
-Un poco de tráfico en el camino, eso es todo- contesto Frank sonriendo mientras tomaba a Elise de la mano y entraban a la casa. Saludaron a todos los que estaban ahí, amigos de la escuela, conocidos.
-Y cuál es la ocasión?-preguntó Frank
-Solo una reunión, hace mucho que no hacíamos una-dijo Jim
Pasó una hora, mientras platicaban casualmente, los nervios de Frank aumentaban conforme avanzaban las manecillas del reloj.
-¿Y dónde está Sandy?- preguntó Elise a Frank
-Oh, cierto, no la he visto- no se había dado cuenta de que su amiga no estaba allí, su mente estaba centrada en la pequeña caja que traía en el bolsillo de la chaqueta de piel que tanto le gustaba. Pero en cuánto pudo fue a buscar a Jim, para averiguar el motivo de la ausencia de su amiga.
-Acaba de llamarme, tuvo un accidente en la carretera, el auto se detuvo, debo ir para traerla-dijo Jim
-No, no puedes irte, eres el anfitrión, yo iré, la buscaré en su casa- dijo Frank, pensando en que un poco de aire fresco le caería bien, además podría aprovechar para decirle lo que estaba planeando hacer.

-4 horas después-
Elise esperaba mientras tomaba una copa de vino, sentada cerca de la chimenea, el último invitado acaba de irse y ahora solo estaba ella con Jim. Frank se había ido a buscar a Sandy, porqué su auto se había averiado, pero al parecer la dirección que le había dado a Jim no era la correcta, había tardado una hora en encontrarla, otra en esperar a la grúa, otra en trámites del seguro porqué aparentemente había chocado a un auto que iba delante suyo, en fin, Elise seguía esperando, estaba cansada, quería ir a la cama, pero tenía que esperar a Frank, debía haber ido con él, no dejarlo solo con Sandy, pero eso sería demasiado aprehensivo.
-Preocupada?-Preguntó Jim, sacándola de sus pensamientos
-Hmm? Oh.. no, solo un poco cansada eso es todo.
-Cansada o aburrida?
-Bueno, ya se han ido todos… tal vez deberíamos recoger…
-Si, o podríamos…-todo fue demasiado rápido Jim tenía sus labios sobre los suyos y los brazos alrededor de su cuerpo aprisionándola. Aunque ella intentaba escapar no podía y Jim seguía besándola sin dejarla respirar. ¿Qué rayos le sucedía?
-Qué diablos está pasando?- era Frank, había llegado y estaba molesto, Jim se había detenido y Elise rápidamente se había escapado de su aprisionamiento y estaba ahora a punto de abrazar a a Frank.
-¿Qué estabas haciendo?-preguntó furioso y alejándola
-Yo?, acaso no lo viste? Jim estaba besándome
-No sé que es lo que vi-dijo fríamente
Elise sintió como el estómago se le encogía, no podía creer que su novio desconfiara así de ella.
-Esa escena parece muy confusa-dijo con desprecio Sandy, y hasta ese momento Elise notó su presencia- ¿Qué rayos estaba pasando? – preguntó a Jim que ahora estaba frente a ella
-No lo sé, yo estaba sentado ahí de repente Elise me dijo que la abrazara porque tenía frío y luego me besó- dijo de una manera tan convincente que inmediatamente Sandy le creyó
-Eres una zorra- dijo Sandy dándole una bofetada. Ella miraba fijamente a Frank, su mirada decepcionada, tan desconcertante para ella que no la vio venir.
Se llevó la mano al rostro justo donde ardía su piel, pero lo que más dolía era su corazón. Frank no le creía.
Intentó explicarle decirle que ella no había hecho nada, pero todo había sido en vano, era demasiado tarde.
-¿Por eso no viniste verdad? querías quedarte a solas con él, eres patética-dijo Sandy- creo que deberías marcharte
-No me iré hasta que aclaremos las cosas- dijo Elise mirando a Frank
-No mereces estar aquí, has traicionado mi confianza y la de Frank, no mereces estar con él y mucho menos ser su esposa
Esposa
-¿Qué?- preguntó confundida, ya nada tenía sentido
-Lo que oyes, Frank iba a pedirte matrimonio esta noche.
-Es… es cierto Frank?-preguntó con un hilo de voz
El bajo la mirada y le dio la espalda
-Si, iba a hacerlo-dijo con dura voz
Iba, lo había dicho, y entonces Elise supo que todo estaba perdido.
Con lágrimas en los ojos tomo su bolso, y salió de la casa.

4 comentarios:

°Luz de la noche° dijo...

Maldita tipa!!!!!
xDDD
Pero Frank debió confiar más en ella :(

Mariana dijo...

aii nooo!! que trauma! pobre elise! ='( buaah! porque!! tonto tonto tonto jim! y mas tonto aun Frank, que no le creyó! AAA
que rapido se pueden caer las cosas que se construyen en años snif

geniaal el capi! :D largo sii eaea!

jaja muuuy biien ^^

Mariana dijo...

aii nooo!! que trauma! pobre elise! ='( buaah! porque!! tonto tonto tonto jim! y mas tonto aun Frank, que no le creyó! AAA
que rapido se pueden caer las cosas que se construyen en años snif

geniaal el capi! :D largo sii eaea!

jaja muuuy biien ^^

oO Mariana Oo dijo...

Preparénse para lo que viene!!!